Curar heridas quirúrgicas

Como curar heridasLas heridas quirúrgicas puede ser consecuencia de incisiones realizadas en algún procedimiento al que se haya sometido cualquier persona. Por lo general, estas heridas son cerradas con suturas, grapas o pegamento, y la mayoría comienza a sanar a los pocos días de la cirugía.

El cuidado de las heridas puede continuar durante días o semanas, dependiendo del tipo de herida y la salud general del paciente, y es crucial para prevenir la infección y reducir el riesgo de complicaciones post-operatorias. Saber cómo curar heridas quirúrgicas también reducirá el riesgo de cicatrices importantes y repetir las operaciones.

Aplique una compresa de hielo sobre la herida quirúrgica durante 15 minutos, al menos cada 4 horas, haga esto los dos primeros días después de su cirugía. Esto reducirá la hinchazón y los moretones y le ayudar a acelerar la cicatrización.

Cambie sus vendajes como lo indique su médico y sólo después de lavarse las manos correctamente con agua y jabón. Tire suavemente el vendaje de la herida y tenga cuidado de no sacar las puntadas que pueden ser capturados en los vendajes. Por lo general, el vendaje original deberá permanecer en su lugar por lo menos durante unos días, a menos que se ensucie o se empape con sangre. Si tiene dudas de cómo curar heridas, pida asesoría a una enfermera.

Volver a su médico en la fecha prevista para que le quiten las suturas es importante. Algunos puntos se disuelven por sí solos y no necesitan ser removidos por un médico. Su cirujano le dirá qué tipo de puntos de sutura se utilizaron durante el procedimiento.

Lave la herida con agua y jabón o una solución salina dos veces al día con cuidado de enjuagar o frotando suavemente con una gasa húmeda. No frote la herida y recuerde no utilizar jabones o productos químicos en la zona afectada. Su medicó le indicara que tipo de productos utilizar y cuáles son las mejores formas para que usted pueda aprender como curar heridas en su casa.

Espere para ducharse o bañarse hasta que su cirujano le diga que está bien hacerlo. En la mayoría de los casos, los pacientes con pequeñas heridas quirúrgicas se pueden tomar una ducha suave después de un día o dos de la cirugía. Asegúrese de que se seque la herida quirúrgica con suavidad, pero a fondo.

Use un ungüento antibacterial tópico en su herida si su médico se lo ha recetado. Esto se debe aplicar cada vez que cambie los vendajes, y después de cada limpieza de la herida quirúrgica.

Siempre este atento a los síntomas de infección en la herida quirúrgica. Su herida puede estar infectada si se ve hinchado o se nota rojiza, también si huele mal o tiene pus. Si alguno de estos síntomas aparece, consulte a su médico para obtener instrucciones adicionales de cómo curar heridas infectadas.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: